Follow by Email

viernes, 29 de junio de 2012

Los trastornos alimentarios, conocerlos para prevenirlos

trastornos-alimenticios-clinica-barrachina

A estas alturas a nadie le son indiferentes los trastornos alimentarios. Todos sabemos cuáles son pero no está de más recordarlos y especialmente, conocer muy bien las señales que pueden ponernos alerta ante un caso de este tipo. 

En nuestro post de hoy hablaremos de esta seria enfermedad psicológica y de conducta que afecta cada día a más y más personas, y lo que es más preocupante aún, cada vez a edades más tempranas 
( por ejemplo, existe un porcentaje alto de niñas que padecen anorexia, mucho antes de llegar a la pubertad).

La principal característica de los pacientes de trastornos alimentarios es el desorden en sus pautas de alimentación. El trasfondo de este comportamiento anómalo viene propiciado de una manera directa por la insatisfacción ante su imagen corporal. La persona que padece un trastorno alimenticio, sea del tipo que sea, no acepta su cuerpo y esta negación de su aspecto físico, le lleva a una distorsión de la realidad.

Esta distorsión se manifiesta bien, en pensamientos erróneos relacionados con su peso, por ejemplo, pensar que la gente no lo va a aceptar si está gordo o a comparar constantemente su cuerpo con el de otros, o bien, con la asunción de creencias muy estrictas acerca de la salud en la alimentación (el azúcar o la grasa son malos, perder peso rápidamente no tiene riesgos serios para la salud, sólo comer ciertos alimentos es beneficioso…)

¿Quiénes tienen más propensión a padecer un trastorno de tipo alimentario?

Nos gustaría poder ser más precisos, pero la realidad es que puede afectar a cualquier persona, con independencia de su status social o de su nivel cultural. En cuanto al sexo si es posible concretizar, ya que en un 90% de los casos, son las mujeres las que acuden a las consultas. No obstante, en los últimos años, también los hombres han comenzado a ser víctimas de estos trastornos.
trastornos-alimenticios-clinica-barrachina

En cuanto a la edad, podemos afirmar que no existe una edad concreta para poder desarrollar este tipo de problemas de salud, si bien es en la pre-adolescencia u adolescencia donde surgen con más frecuencia. Pero, dada la presión social en torno al culto al cuerpo y las promesas falsas de perfección en forma de mensajes publicitarios, nos encontramos con un alto porcentaje de adultos que padecen algún tipo de trastorno alimenticio ( anorexia, bulimia, ortorexia, vigorexia…)  

¿Qué desencadena un trastorno alimenticio?
Las causas pueden ser desde tener una predisposición genética a padecer estos trastornos por causa de la propia personalidad del paciente ( baja autoestima, miedo a madurar, problemas para relacionarse con los demás, perfeccionismo obsesivo etc…) o por otro lado, debido a una situación familiar poco favorable, en la que exista poca comunicación y tensión entre sus miembros, o bien todo lo contrario, donde exista un clima bueno pero excesivamente protector, en el que se presione a los hijos para alcanzar altas metas, en ocasiones, también relacionadas con el propio aspecto físico.

Al margen de los condicionantes personales o familiares, atravesar por situaciones traumáticas como abusos físicos o psicológicos, pérdida de un ser querido; o las dificultades en afrontar los problemas que pueden surgir en el día a día, también pueden conducir a algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria.


¿Cómo reconocer la aparición de un trastorno alimenticio? 



No es fácil detectarlo, ya que habitualmente, pasa bastante desapercibido y desde fuera, sólo es percibido una vez la patología ya se encuentra en un estado muy avanzado. A pesar de ello, hay ciertos cambios en la actitud y el comportamiento que pueden ser muy útiles para detectar si nos encontramos ante un caso de trastorno de la conducta alimenticia. Pongámonos alerta, cuando una persona comience a:

- Sentirse culpable por haber comido o a la inversa, privarse de ingerir alimentos.

- Comer a solas y poner excusas cuando le proponen comer en público.

- Preocuparse en exceso por su aspecto físico y llevarlo al extremo, con comportamientos y creencias que llevan a que todo gire en torno al cuidado del cuerpo. Descuida otros aspectos de su vida ( amigos, pareja, familia, trabajo…)

- Reducir la cantidad de comida que ingiere, eliminando nutrientes de su dieta como por ejemplo, grasas o azúcares.

- Practicar ejercicio físico de forma obsesiva y compulsiva, sintiendo ansiedad o nerviosismo sino puede hacerlo (llega a pensar que va engordar por no llevarlo a cabo).

- No puede evitar comer a todas horas o se pega atracones de comida y después se induce vómitos por la culpabilidad.

- Estado de ánimo irritable, nervioso, con cambios constantes de humor y con tendencia a la depresión.

- Sigue dietas hipocalóricas muy estrictas, se salta comidas o directamente, ayuna.

 - Consume productos light o ricos en fibra

 - Aislamiento social y dificultad de concentración en tareas cotidianas

- Abusa de diuréticos o laxantes

 

Esperemos que hayáis tomado buena nota de estos síntomas inequívocos del origen de un trastorno alimenticio, pues es determinante para la prevención de este tipo de enfermedades. En el caso de que el trastorno alimenticio ya esté fuertemente instalado, no lo dudes, es imprescindible acudir a un especialista para iniciar el tratamiento cuanto antes.

En Clínica Barrachina disponemos de un servicio de atención y acompañamiento con psicólogos clínicos especializados en este tipo de tratamientos y una amplia experiencia en dar solución a estas patologías que tanto riesgo suponen para la vida de los que la padecen.

¡Buen fin de semana!

martes, 26 de junio de 2012

La mesoterapia facial, un tratamiento para la piel a cualquier edad


mesoterapia-facial-clinica-barrachina

Hombres y mujeres, especialmente éstas últimas, deseamos tener una piel bonita. Para ello, no existe otro secreto que cuidarla día a día. Afortunadamente para todos, la medicina nos proporciona tratamientos cada vez más avanzados para echarnos esa mano que nos falta y cerrar así el círculo de una piel perfecta.
Hoy os vamos a hablar de uno de esos tratamientos maravillosos, la mesoterapia facial. Se trata de un tratamiento ideal para  el rejuvenecimiento cutáneo, debido a que proporciona hidratación desde dentro de la piel y favorece el equilibrio fisiológico.

El secreto está en el compuesto
Este efectivo tratamiento para el cuidado de la piel es una solución formada por ácido hialurónico no reticulado y por un complejo multivitamínico con una alta concentración de vitaminas A, B, C, D y E.
La utilización del ácido hialurónico se debe al alto poder hidratante que posee esta sustancia, ya que retiene las moléculas de agua, permitiendo así, devolver a la piel toda su firmeza y tonicidad. Además, el ácido hialurónico incrementa las fibras de colágeno y de elastina de la piel, por lo que es un importante reestructurante y estimulador de fibroblastos, las células responsables de fabricar el propio colágeno y por tanto, dar la firmeza a nuestra piel. 
Pero las propiedades  benéficas del ácido hialurónico no se quedan ahí. Entre otras, combate eficazmente los radicales libres, ayuda en el balance hídrico para el intercambio metabólico celular, favorece la eliminación de toxinas y la actividad de los queratinocitos, (las células predominantes de la epidermis), que son los que dan un efecto de superficie a la piel, de gran valor estético.
En cuanto a las vitaminas que se incluyen en el compuesto, influyen del mismo modo en la regeneración cutánea. Para que entendáis la importancia de su aplicación en el compuesto de la mesoterapia facial, pasamos a explicaros las propiedades beneficiosas de cada una de ellas:
Vitamina A. Regula el crecimiento de las células epidérmicas y favorece la
cicatrización.
- Vitamina B (B1, B2, B3, B4, B5, B6), favorecen la microcirculación permitiendo la síntesis de ciertos aminoácidos que combinados con la vitamina E, estimulan la formación de colágeno.
- Vitamina C. Es un inhibidor de la melanina, antioxidante que favorece la rehidratación.
-   Vitamina D. Favorece la asimilación de calcio.
- Vitamina E. Posee un efecto antioxidante y anti-radical libre que activa la microcirculación.
Al ácido hialurónico y vitaminas se añaden otros componentes como sales minerales o aminoácidos para completar el compuesto de este tratamiento, pues, todos ellos favorecen una piel más sana, joven, luminosa e hidratada.

Un tratamiento que no entiende de edad
La mesoterapia facial es una solución indicada para rejuvenecer zonas como la cara, el escote, el cuello y las manos que empiezan a verse afectados, o ya lo están,  por el envejecimiento cutáneo.
Estas afecciones se determinan atendiendo a diversos factores, tales como: el estado estrogénico, la edad, el sexo, la exposición al sol, la climatología adversa, los ambientes contaminados, el tabaco, las dietas desequilibradas y la ingesta de ciertos medicamentos.
La buena noticia es que la aplicación de la mesoterapia facial es apta para cualquier edad, adecuándose a las necesidades que requiere cada tipo de piel. Te las detallamos para que sepas qué pautas de tratamiento son las más adecuadas para ti:
mesoterapia-facial-piel joven-clinica-barrachina 
- Si tienes entre 25 y 35 años. La mesoterapia facial es perfecta como tratamiento preventivo y su aplicación te ayudará a dar luminosidad, hidratación y nutrición a tu piel.







- Si tienes entre 35  y 40 años. El envejecimiento es leve pero conviene combatir las primeras arrugas y signos de la edad. La mesoterapia facial te proporcionará un plus de hidratación y tonificación. 
 
mesoterapia-facial-piel-madura-clinica-barrachina- Si tienes entre 40 y 50 años. El envejecimiento alcanza un grado medio, por lo que los objetivos serán la hidratación profunda y el fotoenvejecimiento.

- Si tienes  más de 50 años. El envejecimiento se encuentra en un estado avanzado, por lo que el tratamiento se centrará en las arrugas profundas, la deshidratación y el fotoenvejecimiento severo.

Resultados inmediatos y poco agresivos

Una ventaja fundamental de este tipo de técnica de rejuvenecimiento es que su resultado es casi inmediato y su aplicación es poco agresiva y puede irse administrando según las necesidades y posibilidades del paciente.

La piel se vuelve más llena, más firme,  más tersa, más lisa, más sana, más brillante, su color más homogéneo, los poros se cierran, la piel aparece uniforme y las arrugas se atenúan. En definitiva, una piel que resplandece de salud y belleza.

Al margen de los resultados externos, la mesoterapia facial también influye muy positivamente en el estado anímico de los pacientes. A medida que los beneficios del tratamiento se hacen visibles en la piel, su autoestima crece y se sienten más y más a gusto consigo mismos. 

mesoterapia-facial-bienestar-clinica-barrachina

Lo más interesante de este tratamiento medico-estético es el bienestar que la persona experimenta tras someterse al mismo. Y es que ya lo decía Platón, la belleza es sinónimo de salud. Por tanto, la mesoterapia facial no sólo ayuda a la belleza y salud externas, sino también, al bienestar y paz internos para sentirnos más bellos y en consecuencia, más felices
En Clínica Barrachina hemos comprobado cómo este tratamiento ha ayudado a volver a sentirse bien por dentro y por fuera, a todos nuestros pacientes. Porque, en verdad,  ¿No es la felicidad lo que en el fondo todos perseguimos? 
¡Feliz día! 

viernes, 22 de junio de 2012

La obesidad también le pesa al medio ambiente





Un estudio estadounidense realizado con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo, ha revelado que el peso o biomasa de la población total adulta en nuestro planeta tiene efectos ecológicos muy concretos sobre el medioambiente.

Según este estudio, las personas más gruesas necesitan mucha más comida y energía. En la actualidad, la obesidad registra cifras epidémicas, con más de 2 millones de personas que mueren cada año a causa de esta enfermedad. Si tenemos en cuenta que en 2.050 seremos 9 billones de seres humanos en la Tierra, con una tasa de obesidad superior, los expertos vaticinan que tendremos que producir más, puesto que la necesidad de recursos es mayor cuanto mayor peso tiene la persona. 

Los investigadores calcularon el índice de masa corporal y el peso de una muestra extraída de la población total en todo el mundo. Las conclusiones a las que llegaron fueron que la población adulta a nivel mundial pesa en su conjunto, 287 millones de toneladas. De esa cifra total, 15 millones de toneladas corresponden a la gente con sobrepeso. El continente con una menor incidencia de la obesidad fue Asia (el 13% de la biomasa con sobrepeso en el mundo es debido a la obesidad en esta región).

En Estados Unidos, el 36% de la población es obesa. El estudio concluye que de registrarse una cifra igual o similar en el resto de países, la cantidad de energía necesaria para soportar todo ese peso extra se incrementaría en un 481%.

Más comida, más dióxido de carbono



Otro estudio, en este caso británico y publicado por el International Journal of Epidemiology, llegó a la conclusión de que las personas que más peso tienen, envían a la atmósfera una tonelada más de dióxido de carbono que las que están delgadas. Esto significa que, por ejemplo, en una población de 1.000 millones de personas con sobrepeso, se generan 1.000 millones de toneladas de este gas por año

Las razones que sostiene los dos autores del estudio, Phil Edwards y Ian Roberts, respectivamente, tienen que ver, por un lado, por la mayor propensión de las personas obesas al uso del automóvil y por otro lado, a mayor población obesa, mayor consumo de alimentos y por tanto, mayor producción de los mismos. Este último punto, explican, es una de las mayores fuentes de gases de efecto invernadero.

Para ambos científicos, luchar contra la obesidad también es clave para revertir la batalla contra el cambio climático. 



Tenemos, por tanto, un motivo más para cuidar nuestro peso. Ahora, al hacerlo, pensaremos en el medio ambiente, además de, como siempre te aconsejamos en Clínica Barrachina, de nuestra salud. Para sentirnos, siempre bien, por dentro y por fuera.

jueves, 21 de junio de 2012

Las altas temperaturas se llevan mejor cuando sabes cómo


El verano ha llegado de nuevo a nuestras vidas. Esa época que tanto nos gusta, donde los días son más largos, tenemos más tiempo libre gracias a las vacaciones y donde podemos disfrutar más del aire libre. Todo esto es fantástico y nos encanta. Pero también sabemos que el verano tiene una doble cara que puede pasarnos factura sino tomamos las precauciones adecuadas. Nos referimos a las altas temperaturas y a los efectos que éstas producen en nuestro organismo, muy peligrosos si los obviamos o les restamos importancia.

En nuestro post de hoy, conoceremos el por qué nos afectan tanto las altas temperaturas y las claves más importantes para sobrellevarlas de una forma saludable y segura. 

En primer lugar, los seres humanos contamos con la capacidad de autorregular nuestra  propia temperatura, lo que se conoce como el fenómeno de la Termorregulación. Aunque la temperatura puede variar en función de la edad, sexo, actividad, hora del día, tipo de alimentos que se consumen etc; lo cierto es que comúnmente la temperatura de un sujeto saludable suele mantenerse  entre los 36,5 y los 37,5°C. Esto es así, porque es en estas temperaturas como las enzimas del cuerpo y otras funciones del organismo como las cerebrales, pueden funcionar de forma correcta.

No obstante, esta temperatura puede disminuir o elevarse debido a los factores externos, especialmente, los que tienen que ver con los fenómenos atmosféricos. En épocas calurosas como la época estival en la que se llegan a alcanzar hasta 40°C, el cuerpo experimenta una ganancia de temperatura, lo que provoca que tengamos una sensación térmica de calor. La primera reacción de nuestro cuerpo para disiparla, es la sudoración.


¿Quién regula la temperatura dentro de nuestro organismo?

Esta función le corresponde al hipotálamo. Éste es quien mantiene nuestro cuerpo en la temperatura adecuada, esto es, la saludable, situada, como hemos dicho anteriormente, entre los 36 y los 37 °C. ¿Cómo lo consigue? Compensa la subida de la temperatura corporal con el aumento de la pérdida de calor, a través, principalmente, de la sudoración y de la vasodilatación periférica ( cuando se aumenta el flujo sanguíneo periférico). 

Cuando el hipotálamo es incapaz de cumplir con su función reguladora de la temperatura, lo que ocurre en situaciones de calor extremo y exposición muy prolongada a altas temperaturas, éste pierde el control y nosotros lo notamos, en forma de dolor de cabeza, confusión, pérdida de la conciencia, aumento de la frecuencia cardíaca, disminución de la presión arterial (porque todas las arterias se dilatan tratando de eliminar calor), y en los casos más graves, cuando la temperatura aumenta a 42-43ºC, se produce daño cerebral.  Es lo que se conoce como golpe de calor.

El golpe de calor es más grave si el sujeto está deshidratado, porque entonces su capacidad de eliminar calor sudando es menor. De ahí, la importancia de mantener una  hidratación aún mayor en días muy calurosos. 


Algunos consejos para sobrellevar las altas temperaturas

1. Aumentar nuestro consumo habitual de agua. Tener en cuenta que en estos días, la sudoración es mayor por lo que debemos recuperar esa pérdida de líquidos para evitar la deshidratación. No hay que esperar a tener sed. Simplemente, hacerlo y con frecuencia. 

2. Evitar el ejercicio físico o la exposición solar en las horas centrales del día. Es mucho mejor y saludable, dejar este tipo de actividades para las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde.
 
3. Mantener las ventanas y persianas cerradas durante las horas de más calor durante el día. Es mejor ventilar la casa por la noche.


4. Basar la alimentación en platos ligeros como ensaladas, sopas frías y mucha fruta. Son alimentos que tienen menos calorías y al mismo tiempo, nos hidratan por su alto contenido en agua.

5. Usar ropa ligera, si es posible de algodón, y suelta. La ropa excesivamente apretada no se lleva bien con el verano y recuerda, que tampoco con tu figura, ya que favorece la aparición de celulitis.

6. Y como último consejo, recuerda proteger muy bien tu cabeza con sombreros o gorras, ya que es una de las partes que más sufre el calor. Tampoco te olvides de utilizar un protector adecuado a tu tipo de piel para evitar quemaduras solares y el envejecimiento prematuro. Si tienes la piel muy blanca, es conveniente que tu protector sea de factor 50, por lo menos.

Desde Clinica Barrachina esperamos que este post os haya ayudado a conocer mejor los efectos de las altas temperaturas y sobre todo, que nuestros consejos os sirvan para evitar sus peligros. Os dejamos con un vídeo, que ya tiene algunos años, pero en el que se nos aconseja aprovechar la vida al máximo y que nos encanta compartir con vosotros. Lo más curioso de todo es que nos aconseja utilizar protector solar...


 
¡Feliz estreno de verano!

viernes, 15 de junio de 2012

Nutricosméticos, ¿Promesas cumplidas?


nutricosméticos-clinica-barrachina


Es cada vez más habitual encontrar en el mercado, productos que se consumen por vía oral y que nos prometen resultados espectaculares para un cabello más bonito o una piel o uñas maravillosas. Estas promesas están basadas en las propiedades beneficiosas de que se componen dichos productos, conocidos como los Nutricosméticos. A nosotros nos han despertado la curiosidad y por eso, nuestro post de hoy va dedicado a conocerlos un poco mejor y a intentar desentrañar los secretos que los han convertido en artículos de alto valor estético. 

Cuando la cosmética alimenta 

Los nutricosméticos están considerados como complementos alimenticios, debido a que su función es, precisamente, cubrir ciertas carencias que pueden existir en una alimentación normal. La fórmula de estos productos está constituida por una fuente concentrada de nutrientes y otras sustancias, con un efecto fisiológico que revierte en el bienestar de estas partes del cuerpo. 

Descrito así, puede parecernos bastante similar a un complejo vitamínico. La diferencia radica en que, mientras un complejo multivitamínico tiene una función general, el nutricosmético ejerce una acción fisiológica muy concreta, es decir, los ingredientes que forman su composición, han sido seleccionados  para mejorar las necesidades de la zona que queremos tratar, por ejemplo, la piel, el cabello o las uñas.

Tanto para la selección de sus ingredientes como para la evaluación previa de su efectividad, los nutricosméticos son sometidos a investigaciones científicas, tanto en el campo de la alimentación como en el área específica de la zona del cuerpo para la que vaya destinado. En este sentido, el desarrollo de nutricosméticos para la piel o el cabello trae consigo numerosas pruebas fisiológicas para determinar la idoneidad de los ingredientes del compuesto  sobre dichas zonas, cuando la persona lo ingiere.

¿Estamos ante un producto seguro?

La efectividad de estos complementos está muy bien, pero tratándose de un producto alimenticio, la seguridad también es un aspecto a tener muy en cuenta. Según expertos en desarrollo de nutricosméticos, la selección cuidada de los ingredientes es la clave para garantizar una total seguridad al consumidor. Tras esto, la selección realizada de los ingredientes es sometida a una evaluación de seguridad, en la que se llevan a cabo minuciosos exámenes toxicológicos, para confirmar que no existe riesgo de intolerancia en ninguno de los ingredientes y que por tanto, son seguros para ser integrados en la fórmula del producto final. 

analisis-clinica-barrachina
Confirmada la seguridad de los ingredientes nutricionales se procede a la validación de la fórmula definitiva, en la que se integran el resto de ingredientes del producto. Con esta fórmula validada se realizarán los estudios clínicos necesarios para evaluar la eficacia del producto en su fórmula definitiva así como su estabilidad, de gran importancia para garantizar el buen estado del producto a lo largo del tiempo. Tras todas estas etapas, el producto ya estará en disposición de poder ser fabricado.


No todos son iguales

Como en cualquier otro producto que podamos adquirir, existen muchísimas opciones de nutricosméticos disponibles en el mercado. Por esta razón, es muy importante tener presente que no todos son iguales e incluso, algunos de ellos pueden ser fraudulentos. 
Para informar  de una forma veraz al consumidor y darle una garantía de calidad, existe una reglamentación que regula este tipo de productos. En la misma, se recogen una serie de declaraciones, llamadas "declaraciones saludables”, en las que se ofrecen detalles fundamentados científicamente, sobre los beneficios de los nutricosméticos. Ello, nos ayudará a saber distinguir el buen nutricosmético del que no lo es, consiguiendo así, una compra más segura y responsable.

Los nutricosméticos pueden ser buenos aliados para mejorar nuestro aspecto físico. Aunque cada vez las empresas productoras nos lo ponen más fácil, desde Clínica Barrachina aconsejamos que seáis siempre críticos antes de adquirirlos y no creáis en todas las promesas. Nunca  está de más que antes de su compra os informéis debidamente  de sus propiedades, composición etc..; acudiendo siempre a fuentes especializadas para contrastar dicha información. 



Y vosotros, ¿ habéis probado ya alguno de estos productos?

¡Feliz fin de semana!

miércoles, 13 de junio de 2012

El estreñimiento y el colón irritable van juntos de la mano


estreñimiento-colon-irritable-clinica-barrachina


Se ha comprobado la relación existente entre estas patologías que afectan la vida cotidiana de muchas personas. El colón irritable primero deviene en diarrera, tras la cual pasa al estreñimiento.

Hoy, vamos a daros una serie de consejos efectivos para prevenir el estreñimiento, evitando así, desarrollar el conocido clínicamente como Síndrome del colón irritable.

¿Nos acompañáis a conocerlos?


1. Llevar una dieta equilibrada en la que abunden los alimentos ricos en fibra, esto es, vegetales, frutas y cereales integrales. Estos alimentos deben consumirse de forma diaria. En el caso de las verduras, es preferible que se tomen crudas y en el de la fruta, mejor si la comemos con piel. Con este tipo de dieta conseguiremos un aporte extra de fibra, nutriente que ayuda a regular el aparato
digestivo.

2. Beber abundantes líquidos, dando preferencia al agua (al menos 1,5 litros, lo que equivale a 8 vasos al día). El consumo también puede incluir zumos, sopas o té.

3. Comer despacio y masticar bien los alimentos, intentando en la medida de lo posible, comer a horas regulares. 




4. “Educar” al intestino. Una buena forma es adoptar la costumbre de ir a la misma hora al baño, eligiendo un momento en el que tengamos tiempo suficiente para permanecer allí hasta conseguir evacuar.

5. Nunca reprimas las ganas de ir al baño. Hazlo siempre que sientas la predisposición de tu cuerpo para la evacuación.



6. No hagas esfuerzos excesivos durante la evacuación, pues esa función le corresponde a tu propio intestino.    

7. Haz ejercicio físico diariamente. Dar un paseo, ir en bicicleta o subir las escaleras, también, cuentan como actividad física útil para combatir el estreñimiento.
8. Evita los laxantes irritantes.  Su uso puntual no es nada perjudicial, pero el abuso de este tipo de medicamentos puede alterar aún más el intestino, generando el efecto contrario al que perseguimos.

9. Tomarse las cosas con más calma, evitando las situaciones que generan estrés. Se ha comprobado que el estrés y el nerviosismo son causas que agravan el estreñimiento o que facilitan su aparición.

10. Relacionado directamente con el consejo anterior, puede ser muy útil, aprender técnicas de relajación o asistir a terapias psicológicas para mejorar nuestra forma de afrontar las situaciones de la vida cotidiana.

Estos consejos pueden mantenernos bien alejados del estreñimiento y por tanto, del colón irritable. Pero si a pesar de ellos, no detectas una mejoría, acude urgentemente a pedir consejo médico.

En Clínica Barrachina contamos con un tratamiento efectivo para la mejora de estas molestias digestivas, conocida como la hidrocolonoterapia.  Se trata de una terapia cuya finalidad es la completa limpieza del colón, utilizando agua filtrada y purificada que se introduce por medio de una cánula con vía de entrada y de salida. Esta medida de higiene permite recobrar el funcionamiento fisiológico y la motricidad normal del colón.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y contribuyan a mejorar tu bienestar y salud.

¡Salud y felicidad!

viernes, 8 de junio de 2012

“El momento” de ir al psicólogo


Seguro más de uno nos hemos hecho alguna vez la pregunta, ¿debería visitar a un psicólogo?; No sin antes, tener una reacción de miedo e incertidumbre por tal interrogación, puesto que seguimos identificando esto erróneamente como un desequilibrio mental. Nada más lejos de eso, pues,  sólo se trata de consultar a un profesional para la resolución de un problema, ya que nosotros nos sentimos incapaces de afrontarlo.

En el post de hoy, vamos a arrojar un poco de luz sobre este tema, indicándoos cuando es el mejor momento para hacerle una visita a un profesional de la psicología.

En primer lugar, nadie puede tomar esa decisión por ti. Con esto queremos decir, que es la propia persona afectada la que tiene que dar el primer paso. Ni sugerencias ni consejos de terceros, por muy expertos en la materia que parezcan. Quién debe “dar el primer paso” en este caso, siempre es eres tú.

Ahora bien, ¿ cuándo puede saber la persona en cuestión, que necesita una consulta psicológica?

Antes de nada, la persona debe padecer sufrimiento en su día a día. Un sufrimiento tal, que le lleve a interrogarse constantemente, a establecer un diálogo interno consigo mismo, cargado de pensamientos negativos. Atentos, porque el siguiente listado de preguntas, puede disparar de inmediato, la necesidad de una visita al psicólogo así como el inicio de un tratamiento: 

 
* ¿Por qué siempre me pasa lo mismo?
* ¿Por qué siempre tropiezo con la misma piedra?
* ¿Por qué aún sabiendo cómo termina una vez más me sucede lo mismo?
* No puedo seguir así con esta angustia, ¿hasta cuándo voy a tolerar este sufrimiento?
* ¿Podrá un análisis ayudarme a que esto cese?
* ¿Tendré yo algo que ver en esto de lo que me quejo?

Pese a que son cuestiones que todos en alguna ocasión nos habremos hecho, lo que debe ponernos alerta es si éstas se repiten de forma constante, desencadenando una actitud que nos bloquea, que inunda nuestra vida de sensaciones desagradables, impidiéndonos gozar de sus aspectos positivos o placenteros.

Podemos enumerar, también, las sensaciones que caracterizan la actitud bloqueadora:

1.   Tristeza, apatía y falta de ilusión que llega a agobiarnos y nos lleva, incluso a pensar que nuestras vidas carecen de sentido.

2.   El negro tiñe frecuentemente nuestros pensamientos y nos vemos incapaces de encontrar algo positivo en nuestras vivencias cotidianas.

3.   Todo a nuestro alrededor lo percibimos amenazante y nos sentimos solos, incomprendidos o desatendidos.

4.   Pensamos que la desgracia se ha cebado en nosotros y comenzamos a asumir que todo nos sale mal y que las cosas no van a cambiar.

5.   Estamos atenazados por miedos que nos impiden salir a la calle, relacionarnos con otras personas, permanecer en un sitio cerrado, hablar en público, viajar, etc.. Es decir, cuando el temor o la inseguridad nos impiden desarrollar nuestras habilidades y disfrutar de personas, animales y cosas que nos rodean.

6.   La obsesión por padecer graves enfermedades o contagiarnos de ellas nos lleva a conductas extrañas y repetitivas, de las que no podemos prescindir sin que su ausencia nos genere ansiedad.

7.   Cualquier situación hace que perdamos el control y respondamos con agresividad o con un llanto inconsolable.

8.   Tenemos adicciones como juego, alcohol, tabaco u otras drogas, como vía de escape a estos sentimientos y pensamientos negativos.

9.   El estrés empieza a mostrarse a través de sus síntomas psicosomáticos: insomnio, problemas digestivos, cardiovasculares, sexuales...

10.           La ansiedad es una constante diaria, que impide la estabilidad y serenidad necesarias para mantener un pensamiento positivo, una conducta tranquila y el goce de los pequeños placeres cotidianos.

11.          Los silencios, los desplantes o los gritos sustituyen al diálogo, y los problemas de comunicación enturbian nuestra relación con los demás.

12.           Las dificultades sexuales afloran y vivimos la angustia que causan la impotencia, la falta de deseo o de sensaciones eróticas y, sobre todo, la imposibilidad de gozo y comunicación con nuestra pareja.


Como podéis comprobar, esta actitud desencadena sensaciones que de una forma directa nos conducen a comportamientos que enturbian nuestra vida. Algunas conductas son tan complejas, que no hay que avergonzarse si somos incapaces de contenerlas. No somos “superhéroes”. Es cierto que tendemos a creer que somos autosuficientes, le restamos importancia, con el autoconvencimiento de que superaremos por nosotros mismos esta situación, que “tan sólo es una mala racha”. Puede que lo sea, en muchos casos, sólo bastará con dejar pasar el tiempo. Pero cuando el tiempo pasa y los sentimientos, pensamientos o conductas de índole negativa no cesan, es inútil “hacernos los fuertes”, necesitamos ayuda. 


La actitud responsable es precisamente esa, actuar, poner remedio. Porque pedir es tan necesario como dar. No seremos ni peores personas ni menos dueñas de nuestras vidas. La autonomía no debe confundirse con eso. Porque, en estos casos, no somos realmente autónomos, sino que nos dejamos conducir por una corriente de negatividad que nos lleva a una forma de vivir infelizmente. O mejor dicho, a una manera de no vivir, porque ésta es sinónimo de desequilibrio e insatisfacción, un estado en el que nadie se siente cómodo para seguir viviendo.

La visita a un psicólogo es la visita a un experto en salud mental que actúa como asesor para ayudarnos a que, por nosotros mismos, recuperemos el equilibrio en nuestras vidas, el experto en salud que nos acompañará en la recuperación de la seguridad y estabilidad,
No confundamos la autonomía a la hora de gestionar nuestras vidas con la negativa a solicitar la ayuda de otras personas para conducir esas acciones a buen puerto. Un psicólogo puede propiciar un mejor discernimiento en la búsqueda de soluciones y potenciará nuestra autoestima, pues la baja autoestima se esconde, habitualmente, en nuestra incapacidad de afrontar las dificultades y obstáculos que se cruzan en nuestro camino.

Si finalmente decides realizar una consulta, en Clinica Barrachina te ofreceremos una ayuda clínica profesional, con un acompañamiento, serio y confidencial, hasta la completa resolución de tu problema. De paso, instamos a recordad que ir al psicólogo para intentar solucionar un problema, no significa que ya siempre debas acudir a su consulta, ni que estés "loco/a". Éstos son dos tabúes muy implantados que carecen completamente de fundamento.

¡Sed felices y buen fin de semana!