Follow by Email

lunes, 20 de abril de 2015

Ozonoterapia. Medicina del Bienestar y el Antienvejecimiento


La Ozonoterapia es la aplicación del ozono (O3) con fines terapéuticos medicinales.
Fue descubierto en 1840 y por su potente efecto bactericida y cicatrizante se utilizó para curar las heridas 
Sus inicios los encontramos en la Primera Guerra Mundial y en los años 20 se descubrieron muchas otras importantes aplicaciones. 
El Ozono se conoce como "gas de la vida" por su fundamental papel en la existencia de los organismos vivos. Se forma de manera natural en las capas altas de la atmósfera. 

Sus efectos son muy beneficiosos para el organismo. No presenta efectos colaterales indeseables y sus efectos son duraderos en el tiempo.

Efecto oxigenante:  Aumenta la capacidad de la sangre para absorver y transportar mayor cantidad de oxígeno, mejorando las funciones circulatorias y celulares en general.

Efecto revitalizante: Promueve la recuperación funcional de pacientes afectados por enfermedades degenerativas.

Efecto antioxidante: Elimina radicales libres. Es capaz de estimularlas enzinas celulares antioxidantes encargadas de la eliminación de radicales libres.

Efecto inmunomodulador: Estimula las defensas inmunológicas en pacientes con inmunosupresión o enfermedades autoinmunes.

Efecto regenerador: Promueve la regeneración de tejidos con lo que resulta de gran poder regenerador en la cicatrización de lesiones, queloides, en tejidos articulares, ulceraciones de todo tipo, psoriasis, dermatitis, acné, medicina estética, etc

Efecto antiálgico y antiienflamatorio: Neutraliza en aplicación local los mediadores de la sensación dolorosa.

Efecto germicida: Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, como bacterias, hongos y virus.

Como veis podemos llegar a la conclusión de su gran efecto beneficioso para la salud y sobre todo para la calidad de vida; es por ello que recomendamos esta técnica en multitud de casos que  acuden a consulta para el tratamiento de patologías reumáticas, neuroquirúrgicas, neurológicas, víricas, vasculares, intestinales, dermatológicas, ginecológicas. urológicas, oftalmológicas, óticas, traumatológicas, hepáticas y oncológicas.

Además la Ozonoterapia en Medicina Estética la empleamos para el tratamiento del envejecimiento facial, el tratamiento del acné. la celulitis y la grasa localizada, en la revitalización biológica y el antienvejecimiento general del cuerpo.

La frecuencia de las sesiones depende de la patología a tratar y de la evolución de cada paciente particular.