Follow by Email

viernes, 20 de abril de 2012

OZONOTERAPIA


La Ozonoterapia no es una medicina alternativa, si no que está considerada como Medicina Natural. Hay que conocer las aplicaciones médicas de este gas y su instrumentación que es compatible con cualquier otro tratamiento médico (o naturista) y no compite con ellos.
La historia de la Ozonoterapia comienza en Alemania en 1857 con Wener Von Siemeses y posteriormente fueron los rusos los que aceleraron las investigaciones para desinfección de las naves espaciales.
Actualmente, entre muchas otras aplicaciones, se emplea como tratamiento médico natural.
El Ozono actúa como antioxidante, inmunomodulador, detección de células mutógenas que pueden generar cáncer o enfermedades autoinmunes, como potente germicida (porque como germicida elimina hongos, bacterias y virus).
Todo esto hace que sus aplicaciones sean muchas y para distintas enfermedades, desde carcinomas, Parkinson, Esclerosis, Cirrosis Hepáticas, Enfermedades vasculares y circulatorias, Cistitis, Colitis Ulcerosa, y en la piel su abanico de posibilidades es muy amplio como cicatrices, heridas, acné, forúnculos, accesos, quemaduras, rejuvenecimiento, etc.
El Ozono (O3) se consigue por el paso de oxígeno por un instrumento que produce una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia, esta reacción química produce un gas de distintas concentraciones de ozono que al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.
Los tratamientos son rápidos, eficaces y económicos y existen diferentes tipos de aplicación dependiendo de la problemática a tratar y de las zonas afectadas. 
La mezcla oxígeno-ozono se aplica de múltiples maneras:
  • por aplicación general para problemas de la piel en de cabinas
  • por insuflación rectal para problemas del tracto intestinal como colitis ulcerosa, pólipos, divertículos, estreñimiento, etc por medio de una sonda como si fuera un enema.
  • en forma de cremas
  • en el agua para absorción de esta
  • localmente en zonas afectadas (por ejemplo eccemas, psoriasis, abcesos, úlceras, herpes, cicatrices, etc) con bolsas de plástico o campanas
Otro método es la autohemoterapia que consiste en la extracción de sangre a la cual se le agrega oxígeno y ozono que se mezclan con la sangre y se vuelven a reinyectar en el torrente sanguíneo.
El Ozono (O3) es un gas inestable con propiedades diferentes que se descompone fácilmente en oxígeno a una velocidad que depende de la temperatura, por esta razón no deja residuos tóxicos.

El oxígeno cura porque mejora el metabolismo integral, mejora la circulación sanguínea aportando oxígeno y suministro de energía. El sistema inmunológico está así estimulado de forma positiva y puede hacer efecto vacuna (fragmentos de virus o parásitos pueden actuar en la formación de anticuerpos). También da mayor agresividad a los leucocitos que se encargan de atacar a los agentes agresivos de forma más rápida y más eficaz.
Esta contraindicado en intoxicación alcohólica, en el infarto cardíaco y en el embarazo por el aumento de la presión arterial.
Por su capacidad antiinflamatoria y analgésica su tratamiento es muy bien recibido en pacientes con dolores crónicos como las artralgias (artritis, artrosis), hernias discales y fibromialgia.
Es muy importante no caer en el fanatismo “lo cura todo”, pero si que debería formar parte de un programa multidisciplinario para el tratamiento de las patologías comentadas.
Por ejemplo: en el caso del Cáncer puede ser aplicado por vía sistémica y así, tanto la administración rectal como la autoinmunoterapia o sanguínea va a producir el aumento de la oxigenación de las células cancerígenas, lo cual les afecta y ayuda a frenar su crecimiento. Tiene capacidad para aumentar las defensas, mejorar el estado de ánimo y disminuir el dolor, incluso las molestias que originan la quimioterapia y la radioterapia. Aporta mayor calidad de vida en este trance traumático de esta enfermedad. Así, los tratamientos con Ozono son poco invasivos para los pacientes y no les perjudica.
Es una técnica de Medicina Natural que mejora la salud y la calidad de vida.

miércoles, 18 de abril de 2012

HIDROTERAPIA DEL COLON


Actualmente para esta terapia milenaria poseemos una tecnología muy avanzada y de elevada calidad.
Su finalidad es la completa limpieza del colon, utilizando agua filtrada y purificada que se introduce por medio de unas cánulas con vía de entrada y de salida.
El agua penetra y circula por el rectosigmoideo, colon descendente, transverso y ascendente hasta el intestino delgado. El agua ablanda las materias fecales, así como los restos tóxicos y las células muertas que pueden estar alojadas en los pliegues intestinales, arrancándolos sin esfuerzo ni dolor alguno.
Esta medida de higiene permite recobrar el funcionamiento fisiológico y la motricidad normal del colon. 
Muchas enfermedades crónicas empiezan en el colon, por lo que es importante y vital mantenerlo limpio y sin restos de heces.
El colon se encuentra en la cadena alimentaria y es la última etapa donde la comida se convierte en energía. Su mal funcionamiento evita la correcta absorción de las sustancias, así como disminuye la inmunidad debido al cúmulo de sustancias de putrefacción que se quedan adheridas en las paredes del intestino grueso produciendo una reducción de la energía vital y disminuyendo las defensas del organismo para luchar contra agentes patógenos (incluído el cáncer) a nivel fisiológico y también psicológico.
El colon sano es esencial para un cuerpo sano.
La Hidroterapia del Colon lo que hace es eliminar, quitar o despegar el material fecal estancado previniendo así el acúmulo de sustancias tóxicas que se queden en el organismo, descarga de trabajo al hígado en su función, así como a otros órganos. Quita mucosidad, gases, parásitos y células muertas que facilitan la acción y absorción de los nutrientes. mejorando la función del sistema inmune.
Los óptimos resultados se consiguen tras 3-4 sesiones, aunque ya se nota mejoría desde la primera sesión en el estado general de la persona. Se aumenta la inmunidad, se nota más energía; tanto los riñones como el hígado mejoran sus funciones; disminuye el dolor de cabeza y el dolor de espalda y hombros, los dolores articulares en general y la gota; se nota una mejoría en el estado de la piel pareciendo más joven, luminosa, más sana; mejora la psoriasis, los eccemas, se pierde volumen corporal, desaparece la sensación de hinchazón, alivia las alergias y enfermedades inmunológicas, mejora las molestias digestivas, el estreñimiento, la hepatitis, el estado del páncreas, disminuyen los cólicos biliares, los problemas de vejiga, el colon irritable, la diverticulitis,...
Tambén está indicado como medida anterior a pruebas radiológicas.
Muchos son los beneficios de esta técnica que ya se venía haciendo de la más remota antigüedad y que hoy en día, gracias a la avanzada tecnología es más fácil, rápido y cómodo de aplicar. 
En general, la persona se siente más vital y sana, sintiendo más calidad en las funciones de su cuerpo con lo que los beneficios también son psicológicos.

miércoles, 4 de abril de 2012

SENTIRSE BIEN POR DENTRO Y POR FUERA

Hola!

Hoy empezamos este blog. El motivo: informar y así intentar ayudar a mejorar la vida (en sentido muy amplio) de los que nos visiten.

No sé por donde comenzar puesto que hay muchísimas cosas que comentaría sobre cómo ayudar a la gente a sentirse un poquito (o mucho) mejor consigo misma.
Sentirse bien por dentro y por fuera, este es nuestro lema.
 Ustedes qué creen, ¿la autoestima se forja desde dentro o desde fuera?

Nuestra experiencia nos dice que ambos espacios, el físico y el psíquico son esenciales para la opinión que se tenga de uno mismo y lo que uno pueda llegar a quererse.

¿Qué es la Autoestima?

Simple y llanamente, la autoestima es lo que uno se quiere a sí mismo y para ello necesita del autoconcepto, ya que dependiendo del concepto que uno tenga de sí, se querrá más o se querrá menos... y dependiendo de esto llevará a cabo de forma inconsciente y consciente, actitudes o actos que vayan en detrimento de su salud (tanto física como mental) o que vayan a favorecerla.

La salud (repito: física y mental) es básica para vivir bien y sentir calidad de vida.
Saber cuidarse es algo que aprendemos desde bien chiquitines, desde que somos bebés.
Y para cuidar a nuestros seres queridos, tenemos que saber cuidarnos (primero nosotros, luego los demás, aunque suene egoísta, no lo es). Si de niños, no hemos tenido la oportunidad de aprender a cuidarnos, siempre se puede adquirir este conocimiento aprendiendo aunque ya seamos adolescentes o adultos, nunca es tarde... siempre se puede aprender... estamos siempre aprendiendo, ¿no es cierto?

¿Porqué no aprender a querernos un poquito más y mejor?

Si nos queremos más, nos cuidamos, nos mimamos, podremos querer, cuidar y mimar a los demás. Ellos así nos percibirán mejor, más felices y más coherentes con nuestras vidas. Nosotros te podemos ayudar si no sabes como hacerlo o si quieres mejorar, por dentro y/o por fuera... este es el objetivo de este blog.