Follow by Email

viernes, 15 de junio de 2012

Nutricosméticos, ¿Promesas cumplidas?


nutricosméticos-clinica-barrachina


Es cada vez más habitual encontrar en el mercado, productos que se consumen por vía oral y que nos prometen resultados espectaculares para un cabello más bonito o una piel o uñas maravillosas. Estas promesas están basadas en las propiedades beneficiosas de que se componen dichos productos, conocidos como los Nutricosméticos. A nosotros nos han despertado la curiosidad y por eso, nuestro post de hoy va dedicado a conocerlos un poco mejor y a intentar desentrañar los secretos que los han convertido en artículos de alto valor estético. 

Cuando la cosmética alimenta 

Los nutricosméticos están considerados como complementos alimenticios, debido a que su función es, precisamente, cubrir ciertas carencias que pueden existir en una alimentación normal. La fórmula de estos productos está constituida por una fuente concentrada de nutrientes y otras sustancias, con un efecto fisiológico que revierte en el bienestar de estas partes del cuerpo. 

Descrito así, puede parecernos bastante similar a un complejo vitamínico. La diferencia radica en que, mientras un complejo multivitamínico tiene una función general, el nutricosmético ejerce una acción fisiológica muy concreta, es decir, los ingredientes que forman su composición, han sido seleccionados  para mejorar las necesidades de la zona que queremos tratar, por ejemplo, la piel, el cabello o las uñas.

Tanto para la selección de sus ingredientes como para la evaluación previa de su efectividad, los nutricosméticos son sometidos a investigaciones científicas, tanto en el campo de la alimentación como en el área específica de la zona del cuerpo para la que vaya destinado. En este sentido, el desarrollo de nutricosméticos para la piel o el cabello trae consigo numerosas pruebas fisiológicas para determinar la idoneidad de los ingredientes del compuesto  sobre dichas zonas, cuando la persona lo ingiere.

¿Estamos ante un producto seguro?

La efectividad de estos complementos está muy bien, pero tratándose de un producto alimenticio, la seguridad también es un aspecto a tener muy en cuenta. Según expertos en desarrollo de nutricosméticos, la selección cuidada de los ingredientes es la clave para garantizar una total seguridad al consumidor. Tras esto, la selección realizada de los ingredientes es sometida a una evaluación de seguridad, en la que se llevan a cabo minuciosos exámenes toxicológicos, para confirmar que no existe riesgo de intolerancia en ninguno de los ingredientes y que por tanto, son seguros para ser integrados en la fórmula del producto final. 

analisis-clinica-barrachina
Confirmada la seguridad de los ingredientes nutricionales se procede a la validación de la fórmula definitiva, en la que se integran el resto de ingredientes del producto. Con esta fórmula validada se realizarán los estudios clínicos necesarios para evaluar la eficacia del producto en su fórmula definitiva así como su estabilidad, de gran importancia para garantizar el buen estado del producto a lo largo del tiempo. Tras todas estas etapas, el producto ya estará en disposición de poder ser fabricado.


No todos son iguales

Como en cualquier otro producto que podamos adquirir, existen muchísimas opciones de nutricosméticos disponibles en el mercado. Por esta razón, es muy importante tener presente que no todos son iguales e incluso, algunos de ellos pueden ser fraudulentos. 
Para informar  de una forma veraz al consumidor y darle una garantía de calidad, existe una reglamentación que regula este tipo de productos. En la misma, se recogen una serie de declaraciones, llamadas "declaraciones saludables”, en las que se ofrecen detalles fundamentados científicamente, sobre los beneficios de los nutricosméticos. Ello, nos ayudará a saber distinguir el buen nutricosmético del que no lo es, consiguiendo así, una compra más segura y responsable.

Los nutricosméticos pueden ser buenos aliados para mejorar nuestro aspecto físico. Aunque cada vez las empresas productoras nos lo ponen más fácil, desde Clínica Barrachina aconsejamos que seáis siempre críticos antes de adquirirlos y no creáis en todas las promesas. Nunca  está de más que antes de su compra os informéis debidamente  de sus propiedades, composición etc..; acudiendo siempre a fuentes especializadas para contrastar dicha información. 



Y vosotros, ¿ habéis probado ya alguno de estos productos?

¡Feliz fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario