Follow by Email

miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿Estás listo para volver al gimnasio tras el verano?


El periodo estival con el descanso y las altas temperaturas que conlleva, suele hacer que muchas personas reduzcan la práctica de ejercicio físico de forma drástica o que dejen de ir al gimnasio, El resultado puede provocar un aumento de peso y por ello, es conveniente que la vuelta al trabajo también vaya acompañada de un retorno a la actividad física, ya sea en entornos cerrados o al aire libre.

Si el verano te ha hecho ganar algunos kilos, hoy en nuestro post hablaremos sobre cómo la vuelta al gimnasio no tiene porque convertirse en una misión imposible. Y así, podrás eliminar los “excesos” del verano de una forma eficaz.

Lo primero, planificar

Como en casi todo en la vida, la planificación es la clave para alcanzar el éxito en cualquier cosa que nos propongamos. También en el caso de hacer más deporte y perder peso. Por tanto, organiza tus horarios para así dejar espacio libre a la práctica deportiva (con una hora diaria ó dos/tres horas, dos días por semana puede ser suficiente para tu puesta a punto tras las vacaciones).

Una vez planificado tu tiempo para el deporte, deberás ser constante. De nada sirve que te ejercites un día y no vuelvas a hacerlo hasta dos semanas después. Para obtener resultados a través de la actividad física, debes seguir el plan que te has trazado de forma minuciosa.

Por otro lado, te recomendamos que no olvides la alimentación, ya que es un aspecto muy importante para aumentar nuestro rendimiento físico. Las dietas para bajar de peso suelen ir acompañadas de un plan de entrenamiento para que sean eficaces. Como ya hemos comentado aquí más de una vez, cualquier dieta no es buena para la salud, pues muchas de ellas se olvidan de incluir alimentos que contienen nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del organismo. Así pues, el ejercicio físico por sí mismo o la reducción de alimentos en la dieta sin ejercitarnos lo más mínimo, puede ser muy perjudicial para la salud. Lo mejor es combinar actividad física moderada con una dieta equilibrada en la que dejemos las grasas como alimento meramente ocasional.

Por último, puede que no seas una gran amante del deporte o que ir al gimnasio simplemente te parezca una actividad aburrida. Una sugerencia que os lanzamos a todos los seguidores de este blog es, por ejemplo, practicar el deporte en compañía o, si te es posible, al aire libre. Se os hará mucho más llevadero y divertido, siendo además, una forma de compartir buenos momentos con vuestra familia o amigos.

Lo más importante de todo es que encuentres una actividad con la que consigas moverte y de esta forma, obtener todos los beneficios que implica la práctica deportiva, entre ellos, bajar de peso y mantener nuestra salud en plena forma. ¿Todos preparados para esta nueva etapa? 

¡Feliz tarde!



No hay comentarios:

Publicar un comentario